Belleza en las Cuerdas -El Arte de Yukimura Haruki (雪村春樹)

Otra entrevista profunda elaborada por Osada Steve. En este caso descubrimos un poco del pasado de Yukimura Haruki sensei. Sus emociones, la forma que tiene de relacionarse con sus modelos, el porqué de sus murmullos y de su estilo… Como logra la belleza en sus ataduras y como siente las cuerdas como si fueran una extensión de su corazón: “Si no abro mi corazón hacia ella, ella no abrirá el suyo para mí”, dice Yukimura Haruki.

Recuerdo el primer curso intensivo de Yukimura Haruki sensei al que asistí en el Copenhagen Shibari Dojo en Agosto de 2012. Fue una experiencia maravllosa tomar todo lo aprendido de la mano de Osada Steve, al servicio de un nuevo estilo. Yukimura Haruki sensei no suele atar las manos en forma de caja atras de la espalda, sino que las coloca un poco más por debajo de la cintura, permitiendo una posición más cómoda para la modelo. Este lijero cambio de posición hace que su atadura básica se denomine más específicamente como Gote Shibari (en lugar del típico Takatekote, aunque muchas veces se utilizan como sinónimos). Otra característica suya, es que comienza su Gote shibari desde la derecha(*) provocando que el pasaje de cuerda sea de la mano derecha a la izquierda. Cuando Yukimura sensei realiza este pasaje lo hace en forma tal que su brazo izquierdo funciona en su totalidad como la extensión de la cuerda sobre el cuerpo de la modelo.

El día anterior había terminado la clase diciendo:

腕は縄、縄は縄Ude ha nawa, nawa ha nawa… El brazo es la cuerda, la cuerda es la cuerda”.

Cuando le pregunté a Yukimura Haruki Sensei ¿qué es el Shibari para él?, con ayuda de NuitdeTokio como traductor me contestó: “Crear una conexión con la modelo a través de la cuerda y la atadura en un amplio sentido en el que se incluye el contacto con las manos, el acto de amordazar y la utilización de “palabras obscenas” (kotobazeme) para lograr descubrir y mostrar el “eros” oculto de la persona atada (sarake dasu)”. Uno puede precibir tres dimensiones en aquella comunicación a la que hace referencia: por un lado, la dimensión relativa a la excitación sexual y al eros. Por otro la utilización de la cuerda no sólo a nivel técnico sino también como “camino” o “vía” (como en el “do” utilizado en el término Aikido). Hay un tercer aspecto que remite a la importancia de la estética que se demuestra cuando al contestar utiliza el verbo “mostrar/lucir” refiriéndose a las “poses” a las que somete a la modelo. Este tercer aspecto nos trae la posibilidad de hablar sobre la importancia del punto de vista del “observador” para la consideración de la estética japonesa. Pero eso lo dejamos para otra ocasión.

 

Podrán disfrutar de algunas de las fotos sacadas durante aquellos días de clase en:

 

Haru TsubakiHaruTsubaki

 

(*) Algunos Nawashi comienzan su Takatekote desde la derecha: Yukimira Haruki, Hajime Kinoko y Kazami Ranki. Otros prefieren comenzarlo desde la izquierda: Akechi Denki, Osada Steve yNawashi Kanna. Existe una tercera forma de comenzar el takatekote haciendo la primer vuelta desde la izquiera y la segunda alternada desde la derecha. Este estilo es considerado una marca registrada de Nureki Chimuo y de los seguidores de su escuela como Naka Akira.

 

 

Copyright 2007 por Osada Steve.
Todos los derechos reservados. Traducción por Tsubaki autorizada exclusivamente para su publicación en KinbakuMania. Prohibida su reproducción total o parcial en cualquier otro medio.

Una vez más, presentamos otra entrevista de la serie realizada por Osada Steve a los expertos atadores más importantes de Japón. Yukimura Haruki es uno de los nombres más reconocidos y, en virtud de los miles de videos y revistas en los que ha aparecido en años, es una de las caras de la escena SM en Japón hoy en día. Supongo que no sería exagerado decir que la primera vez que vi un vídeo de Yukimura Haruki fue hace unos 20 años. Pero su historia se remonta más atrás. Esta entrevista fue realizada en la lujosa residencia de Yukimura Haruki, en el barrio Ebisu de Tokyo.-KJ

Yukimura Haruki

 

Osada Steve: De todos los Nawashi profesionales activos en Japón en la actualidad, debo decir que su trabajo de cuerdas es el más bello que he visto ¿Es eso lo más importante para usted, que sus ataduras luzcan siempre bellas?

Yukimura Haruki: Es sin duda una de las cosas más importantes. Usted debe entender que la mayor parte de mi trabajo está pensada para la cámara. He hecho más de 2.500 vídeos de ataduras y también muchos trabajos para foto fija. Por lo tanto, es muy importante que la forma en la que ato a una mujer resulte visualmente atractiva. Pero la mujer también tiene que sentirlo agradable. Si ella no esta disfrutando entre mis cuerdas entonces nada va a quedar bello, sin importar que tan bonitas sean las ataduras. Fundamentalmente todos los hombres tienen un fetiche por las expresiones de los rostros, quieren ver el éxtasis reflejado en el rostro de una mujer.

¿Cuándo fue la primera vez que se interesó por el Shibari?

Mi primer contacto con el SM fue cuando iba a la escuela primaria, al encontrar unos dibujos eróticos de mujeres atadas que mi padre escondía como un tesoro. Fue al verlos cuando tuve mis primeras sensaciones extrañas. Todo esto quedó en el olvido hasta que en mi madurez sexual me di cuenta de que quería atar a las chicas con las que salía. Por supuesto, algunas de ellas me dejaban tan pronto como lo intentaba. Pero aun así, me gustaba la adrenalina de ver lo que pasaría si yo sacaba una cuerda mientras la besaba. Adoraba ver sus reacciones.

¿Qué es el Shibari para usted?

Para mí, el Shibari es un intercambio emocional entre un hombre y una mujer. Eso es algo único en Japón: expresar el amor y la emoción completamente a través de las cuerdas. Así pues el Shibari no es cómo se hace ésta o aquella atadura, sino cómo se utiliza la cuerda para intercambiar emociones con una mujer.

¿Cómo se convirtió en profesional?

De joven estuve trabajando como fotógrafo haciendo todo tipo de fotografía. Con casi treinta años empecé a realizar fotografía erótica también. He intentado muchas técnicas diferentes para lograr que una modelo luciese más bella y erótica. Experimenté todo tipo de métodos para lograr obtener una expresión muy distinta de la que cualquier otro fotógrafo hubiese logrado hasta entonces. Uno de los métodos que utilicé fue el de atarla. Poco a poco fui dedicandole más tiempo a las cuerdas que a la fotografía. En ocasiones me gustaba atar a la modelo y luego tomar la cámara para hacer algunas fotografías. Otras veces, quería incluirme en la composición de la foto para lograr un efecto diferente. En estos casos, tenía que recurrir a alguien más para que hiciera las fotografías. Para cuando cumplí los cuarenta años, estaba dedicándome al Shibari a tiempo completo.

Por cierto: parece haber mucha confusión fuera de Japón sobre el término Nawashi. Los occidentales tienden a pensar que hay algún tipo de proceso para capacitarse ¿Cómo definiría usted el término Nawashi?

Es un término relativamente moderno creado, probablemente después de la guerra, por alguien que escribía para alguna de las populares revistas SM de aquellos tiempos. “Nawa” significa cuerda y “shi” es una terminación que puede adjuntarse a las palabras para indicar calidad de artista, artesano, lo que indica un nivel avanzado de experiencia o destreza.

No existe ningún proceso de calificación ni tampoco estándares definidos, por lo que es difícil decir cuándo se puede empezar a llamar Nawashi a alguien. Pero reservaría el término para referirse a un profesional, alguien que se gana la vida con el Shibari y lo hace muy bien. Por cierto, existen otras palabras además de Nawashi para referirse a un profesional de las cuerdas. Yo generalmente utilizo el término Bakushi que proviene de la palabra “baku” (restricción), contenida dentro de Kinbaku y la terminación “shi” (artista/artesano).

Hay personas en Occidente que utilizan el término Nawashi aplicado a cualquiera que utilice cuerdas, sin importar su destreza con las cuerdas o si ha recibido algún entrenamiento formal en Shibari.

No entiendo ¿Por qué utilizan un término japonés si lo que están haciendo no son ataduras de estilo japonés? Yo jamás usaría el término Nawashi para referirme a un aficionado, y tampoco lo utilizaría para referirme a alguien que no haya estudiado formalmente el arte en Japón durante años.

Ok, volvamos a conversar sobre su estilo. Usted es famoso por la manera en que le habla a la mujer mientras la ata, murmurándole cosas en voz baja y haciéndole comentarios “obscenos” sobre su cuerpo y lo que va a hacer con ella. En realidad, crea una atmósfera cargada ¿Es por eso que lo hace?

El murmullo es definitivamente parte de mi estilo y lo he utilizado casi desde el comienzo de mi carrera. Murmuro por dos razones básicas: en primer lugar, para dar a la persona que opera la cámara una idea de lo que voy a hacer a continuación para que él o ella puede estar listo para centrarse en esa parte del cuerpo de la modelo. Si yo digo algo como: “Je je, apuesto a que tienes unas tetas dulces y pequeñas bajo esa blusa”, el operador de la cámara recibe una referencia de que a continuación centraré mi acción sobre los pechos de la modelo. Al mismo tiempo, mis comentarios son por supuesto profundamente embarasozos para la modelo. Utilizo las palabras para dirigir la producción del video mientras aprovecho para avergonzar a la mujer que estoy atando. Mis murmullos añaden además, un poco de guión a la escena. A veces mientras comienzo a atar le digo: “Llegaste tarde esta noche ¿Dónde estabas? ¡Tanto tiempo afuera! Con algún joven de nuevo, ¿no?” Es mejor si el espectador encuentra que hay una razón por la que la estoy atando, que existe una motivación emocional que guía mis cuerdas.

¿Hay un video del que esté particularmente orgulloso?

He hecho tantos que es muy difícil destacar uno en particular. Pero al principio de la entrevista, Ud. mencionó “Jouen”, un video que he dirigido para Cinemagic a finales de la década de 1980. Ese salió particularmente bien. Fue una colaboración con Minomura Ko, editor de Kitan Club, una antigua y reconocida revista SM que actualmente ya no se publica. Solía ser una revista sobre flora y fauna pero cuando Minomura asumió el cargo de editor, la transformó en una revista de SM. Él mismo realizaba mucho del trabajo que allí se mostraba, desde escribir historias, tomar fotografías e incluso dibujar las ilustraciones. Los lectores enviaban cartas acerca de sus fetiches. Si él notaba que era alguien que podía escribir razonablemente bien, solía animarlo a colaborar de forma regular con la revista. Uno de los autores SM al que ayudó a consolidar fue Dan Oniroku.

¿Minomura Ko también hacía Shibari? ¿Cómo era su trabajo con las cuerdas?

Minomura utilizaba cuerdas de algodón blanco y sólo cinco cuerdas a la vez. Utilizaba cuerda suave porque no quería dañar la piel de la mujer. Al atar enfatizaba provocar su vergüenza. Llevaba a una modelo a un hotel tradicional japonés y la ataba a una columna de la habitación. Luego se sentaba con una botella de sake y le decía cosas embarazosas. Mientras tanto, la miraba, tomaba fotografías o la dibujaba y escribía sus impresiones sobre cómo se veían las ataduras en ella. Todo este material era publicado posteriormente en la revista.

Personalmente me siento atraído por las ataduras elaboradas y complicadas. Eso es lo que quisiera aprender. Cuando lo veo haciendo algo realmente complicado pienso: “¡Uau! Yukimura Haruki es el único en el mundo que puede hacer eso” ¿Cómo logra Ud. hacer algo así? ¿De dónde saca las ideas?

Las ideas provienen de la mujer, de la tensión sexual que surge de su interior cuando la ato. Digamos que ato a una mujer y que al hacerlo ella se excita deseando tal vez que le haga cosas que le gusten, como abofetearla o que le haga algo de spanking. Pero yo sólo trabajo con las cuerdas. Eso es lo que hago. Así que mi forma de responder a su excitación es agregando aún más cuerdas. Es así como surgen las ataduras más complejas.

Si desea convertirse en un buen practicante de Shibari, tiene que atar muchas mujeres diferentes puesto que cada una tiene algo que enseñar y le dará nuevas ideas. Tenga en cuenta que todas las ataduras, incluso las más sencillas, pueden variar en función del tamaño y tipo de cuerpo de la mujer. Nunca es exactamente lo mismo. Ud. debe variar su atadura en función de cada cuerpo. Por ejemplo, yo creo que una mujer de antebrazos largos se ve muy atractiva con sus brazos atados a la parte alta de su espalda. Esta postura exaltará las líneas de su cintura. Pero si en cambio la mujer tiene brazos cortos, esa postura no funciona de la misma manera. En ese caso hago algo diferente. En una ocasión me tocó trabajar con una modelo con el pecho muy plano. Entonces tuve la oportunidad de desarrollar una atadura muy hermosa y única. Intenté nuevas ideas para lograr presentar su pecho de una manera muy atractiva que nunca me hubieran surgido si la modelo hubiera tenido los pechos más grandes.

Hoy en día, cuando estoy haciendo un vídeo, por lo general no hago ataduras complicadas. Procuro que sean bastante simples, haciéndo hincapié en crear tensión y dramatismo en el ambiente, al manejar otros factores como los tiempos. ¿Durante cuánto tiempo la dejaré atada? ¿Cuándo voy a desatarla y volverla a atar? En cambio, si estoy trabajando en fotografía fija y el fotógrafo quiere centrarse en alguna parte específica del cuerpo (por lo que las expresiones faciales no entrarán dentro del encuadre), entonces utilizaré mayor cantidad de cuerda y ataduras más elaboradas. En esos casos, no estoy trabajando con la mujer entera sino con una parte de su cuerpo y al combinarla con ataduras la convierto en un bello objeto.

Usted debe haber atado algo así como un millar de mujeres distintas ¿Alguna vez se ha enamorado o ha sentido celos?

He tenido una o dos relaciones con mujeres sumisas que han durado poco más de un año. Pero ese tipo de relaciones prolongadas son realmente agotadoras. Este es mi trabajo, así que es mejor si me mentalizo para presentarme frente a la modelo como un romance de un sólo día, que será un romance de unas pocas horas. Necesito poder entregarle todo lo que tengo en mi corazón con el fin de obtener lo mejor de ella reflejado para la cámara. Si no abro mi corazón hacia ella, ella no abrirá el suyo para mí. Pero para responder la pregunta, sí. He sentido celos. Sólo recientemente he sido capaz de poner cierta distancia en mis relaciones con las modelos. Sin embargo, el haber sentido celos forma parte de lo que soy hoy en día.

 

Traducción al español por Haru TsubakiHaruTsubaki

 

Es recomendable visitar los siguientes sitios:

La página web de Yukimura Haruki Sensei

El sitio japanbondage.tv desde donde podrá bajar videos.

(*) Algunos Nawashi comienzan su Takatekote desde la derecha: Yukimira Haruki, Hajime Kinoko y Kazami Ranki. Otros prefieren comenzarlo desde la izquierda: Akechi Denki, Osada Steve y Nawashi Kanna. Existe una tercera forma de comenzar el takatekote haciendo la primer vuelta desde la izquiera y la segunda alternada desde la derecha. Este estilo es considerado una marca registrada de Nureki Chimuo y de los seguidores de su escuela como Naka Akira.


Nota de traducción: En esta ocasión contamos con la colaboración de nuestros amigos Alfil y elora como revisores editoriales y para asegurarnos que el material pueda ser cómodamente comprendido por los lectores de la Península Ibérica.