Entrevista a Master”K” 2009

Una entrevista realizada por KabukiJoe a Master”K” en mayo 2009. Master”K” nos convida sólo un poquito de sus conocimientos sobre la historia del Shibari/Kinbaku y nos deja con “ganas de más” para de esta manera, promocionar y difundir su celebrada obra “The Beauty of Kinbaku“.

Tsubaki 

 

Copyright 2009 por KabukiJoe y KinbakuMania.
Todos los derechos reservados. Traducción por Tsubaki autorizada exclusivamente para su publicación en KinbakuMania. Prohibida su reproducción total o parcial en cualquier otro medio.

Por mas que esfuerce mi memoria en recordar mi visita a Los Angeles, me sorprende que nunca me haya topado ni haya escuchado hablar sobre esta persona que se hace llamar Master”K”. Me enteré de su existencia a través de internet y después de que me hablaran sobre él cuando regresé a Japón.

Como erudito e historiador es sorprendente que Master”K” pase muy poco tiempo navegando en Internet, con las excepciones de la lectura de su correo electrónico. Su método de investigación es “a la antigua”, zambulléndose en textos  añejos y oscuros escritos en un japonés antiguo que no se utiliza comúnmente en la actualidad. Mientras que acepta que el acento de su japonés podría mejorar, se destaca en la lectura y comprensión de caracteres chinos que fueron vertidos en papel en caracteres japoneses que la gente de hoy ya ha olvidado.

El tópico que lo motiva y que le ha fascinado por más de tres décadas es el kinbaku. En una segunda instancia, se le ocurrió publicar un libro sobre esta materia. Dice que se le surgió la idea el día en que sintió que estaba en condiciones de escribir algo que pudiera cumplir sus expectativas.

El libro se llama “The Beauty of Kinbaku”, una imponente  obra de parte de un autor sin pretensiones grandilocuentes.

Para comprar el libro "The Beauty of Kinbaku", clikee aquí

KabukiJoe: ¿Cómo surgió el nombre Master”K”?

Master”K”: Mi maestro de kinbaku me llamó de esta manera, al rededor de la década de 1970, cuando me presentó en una reunión de un club de fotografía y arte en el que se celebraba un evento satsusei-kai en Tokio. Desde entonces, he decidido quedarme con aquél apodo.

KJ: ¿Qué fue lo que lo motivó a venir a Japón en aquellos años?

MK: Era un estudiante.

KJ: ¿Ha podido visitar Japón en muchas ocasiones desde entonces?

MK: Algunas.

KJ: ¿Cuántos viajes han sido y por cuanto tiempo se quedaba?

MK: Vine como estudiante y luego al graduarme, volví con algunos compañeros y nos quedamos por medio año. Luego de aquello volví por unos pocos días, acompañando a mi mejor amigo japonés que viaja a Japón cuatro veces al año. El trabaja en E.E.U.U. para una compañía japonesa.

KJ: Pareciera ser que su nivel de japonés hablado es básico. Sin embargo, sus habilidades para leer y escribir son mucho mejores. Asumiendo que mi afirmación sea correcta, me da la sensación de que es exactamente al revés para la mayoría de las personas  ¿A qué atribuiría esta particularidad?

MK: No me parece tan sorprendente. Antes que nada soy un académico y paso la mayor marte del tiempo entre libros y documentos ¡Además todos me dicen que mi acento japonés es horrible!

KJ: ¿Cómo ha podido lograr obtener la tirada completa de Kitan Club  y de otras legendarias revistas SM japonesas?

Fascículo de Kitan Club

MK: No ha sido tan difícil. Yo estuve en Japón durante los primeros años de los ’70 y Kitan Club todavía estaba publicándose. Durante los años, todas los contactos que he ido conociendo me han ayudado a ampliar mi colección. Lo que quizá sea más significativo es que también poseo las tiradas casi completas de la mayoría de las revistas de kinbaku y SM japonesas. Como Uramado, SM Kitan, Abu Hunter, SM Collector, SM King, Fuzoku Kitan, entre otras. Estas fueron las fuentes más valiosas de información que he tenido para trabajar en mi nuevo libro “The Beauty of Kinbaku”.

KJ: ¿Podría comentarnos algo interesante sober los antecedentes de Kitan Club?

MK: Kitan Club fue la revista de SM japonés más famosa. Gracias a ella personas como Minomura Kou,  Tsujimura Takashi, Oniroku Dan (entre otros dibujantes y escritores) han podido hacer carrera dentro de este mundo. En este aspecto tuvo un papel predominante e importantísimo en el desarrollo del mundo SM y del kinbaku  japonés. El día que encontré 57 fascículos vintage tirados en la basura, fue uno de los días más felices que tuve como coleccionista.

KJ: ¿Cómo fue que ocurrió eso?

MK: Mi maestro me había invitado a un evento sobre publicaciones  de kinbaku. ¡Las compañías tenían fascículos duplicados en sus bibliotecas y entonces decidieron que se quedarían con una sola copia para poder hacer espacio! Me lastimé la espalda llevándolas donde me alojaba y luego me costó una fortura (como estudiante) pagar el flete para enviarlas a casa. Nunca me he arrepentido de aquello.

KJ: ¿Qué quiere decir “Kitan”?

MK: Es una abrebiatura de la palabra “ibunkitan”, que significa cuentos curiosos o cuentos de bizarros. Muchos de los pequeños detalles que se revelan en mi libro me han llevado meses de investigación. ¡Espero que mi editor no se enoje mucho si revelo algunos de los secretos guardados sobre el libro!

KJ:  ¿Sabe detalles sobre el porqué de su cierre a fines de los años ’50?

MK: Se trató de una cuestión complicada. Kitan Club ha sido blanco de muchas situaciones de censura a lo largo de su historia (no sólo en los años ’50) dadas las circunstancias y la notoriedad que tenía.

Minomura Kou

KJ: Minomura Kou siempre estuvo estrechamente vinculado con Kitan Club pero no fue su fundador, ¿no es cierto? Según recuerdo, Kitan Club comenzó como una publicación con otro tipo de contenidos y luego comenzó a dedicarse a los contenidos SM, ¿no es cierto? ¿Quién ha sido su fundador?

MK: El editor era Yoshira Minoru. Comenzó a publicarse en Osaka depués de la guerra, con un formato tabloide. Sus contenidos fueron especificándose en SM en gran medida por los contenidos que vertía Minomura Kou, además de la influencia de otros factores. Muchos de los detalles que explico en mi nuevo libro sobre la historia completa de la revista han sido basados en fuentes como Nureki Chimuo y Saotome Hiromi, entre otros.

KJ: ¿Cómo realiza sus investigaciones?

MK: Es un trabajo muy arduo. Mis habilidades se centran en la comprensión de textos escritos en japonés. Hace treinta años que me dedico a descifrar textos antiguos y dedicarle cantidades extraordinarias de tiempo a esta actividad me provoca mucha satisfación. Mis estudios fueron basados sobre la cultura asiática por lo tanto todo esta investigación es natural en mi.

Dejando estas cuestiones de lado, diría que no son muy relevantes en lo que respecta a la investigación porque nunca he confiado plenamente en mis propias traducciones  para su utilización en el proyecto. En cambio, mientras escribía mi libro durante cuatro años he tenido el placer de poder trabajar y colaborar con cuatro excepcionales traductores/socios  además de otras personas asociadas que me ayudaron a

1) Corroborar todas mis conclusiones.

2) Proveer sus expertas traducciones de textos históricos y modernos.

3) Garantizar y corroborar la autenticidad de todas mis propias traducciones de los documentos históricos y entrevistas que fueron utilizadas para basar lo explicado en el libro.

Todo éste proceso ha costado muchos miles de dólares.

KJ: Como Ud. tiene un nivel alto de japonés escrito ¿Ha enviado cartas y correos electrónicos a Japón? ¿Ha hecho viajes dedicados a la investigación?

MK: Si, todo lo mencionado.

Comentario de Nakahara Rutsu, Jefe de Fuzoku Shiroyoukan (Biblioteca SM)

KJ: ¿Qué tan grande son su biblioteca y archivos?

MK: Incluyendo obras de arte, documentos, libros, revistas, esculturas, material de audio y video… diría que tengo más de 4000 items.

KJ: ¿Cuándo fue que se interesó por primera vez en el bondage y particularmente en las ataduras de estilo japonés? Por ejemplo yo me topé con revistas como Sapporo Bondage y Osaka Bondage en los años ’70. Estas revistas tenían fotografías japonesas auténticas a todo color.

MK: Tenía 16 años cuando fui a una tienda en San Francisco, Cuando vi un libro son ilustraciones de kinbaku y un libro que mostraba las ataduras de John Willie. Fue en ese momento que me di cuenta que mis intereses eran compartidos por muchas personas y que además podría ser algo artístico. Años mas tarde me interesé por la historia y cultura japonesa. Dicho sea de paso, todas las revistas que acaba de mencionar, las tengo en mi colección. Fueron parte de aquel intercambio de mercadería de Phoenix Co. (una compañía japonesa), otras compañías japonesas, junto con varios editores de contenidos para adultos norteamericanos. Muchas de las fotos que se muestran fueron trabajos de fotógrafos profesionales como Minomura Kou, pero otras sesiones de fotos fueron fotografías amateur realizadas durante eventos satsusei-kai privados.

KJ: ¿ Cómo fue que obtuvo los conocimientos prácticos sobre las cuerdas?

MK: Fueron años de estudio y práctica constante. Aprendí a principios de la década de 1970 con mi primer maestro, un hombre encantador que hacía de asistente en varias sesiones fotográficas de muchas revistas del mundo SM underground japonés.

KJ: ¿Ha tenido algún contacto o alguna experiencia de practicar con alguno de los maestros a los que actualmente se veneran como por ejemplo Nureki Chimuo?

MK: Ciertamente. A través de mi maestro y por entrevistas, llamadas telefónicas, e-mails, libros, contacto con sus estudiantes y asociados, etc. He entrevistado a varios de ellos así como sus asociados, para mi libro. Entre ellos estan Chimuo, Nagaike, Sugiura, Miyabi, etc. Mi buen amigo Osada Steve fue extremadamente generoso al compartir información sobre su sensei, Osada Eikichi así como también al contactarme con Yukimura Haruki sensei. Mi libro ha tenido muchas y variadas fuentes de información.

KJ: Se dice que el kinbaku actual proviene del hojojutsu ¿Sabría comentarnos de donde viene el hojojutsu?

MK: La respuesta a esta pregunta esta tratada extensamente en mi libro. De todas formas, debo comentarle que el kinbaku actual no sólo se ha basado el hojojutsu de antaño. El hojojutsu comenzó a desarrollarse como un arte marcial a fines del siglo XV.

KJ: ¿En hojojutsu hay como 500 ataduras?

MK: Si…. y probablemente muchas más. Muchas se han perdido durante el período de destrucción de documentos y de que muchas escuelas (ryu) de hojojutsu también desaparecieron.

KJ: ¿Porqué se guardaban los secretos de las técnicas de estas ataduras?

MK: Es simple. Como en todas las escuelas de artes marciales, no deseaban que sus técnicas de ataduras pudieran ser develadas por rivales y opositores. Durante el período Edo (1603-1868), cuando el hojojutsu se convirtió en una de las técnicas a ser utilizadas para custodiar el cumplimiento de la ley, los oficiales no deseaban que estas técnicas trascendieran y que los prisioneron pudieran develar cómo escaparse.

KJ: ¿Alguna vez ha reflexionado sobre el parecido entre el hojojutsu y un arte marcial? Buneo en realidad no sería extraño ya que el hojojutsu es considerado un arte marcial.

MK: El hojojutsu comparte muchos de los aspectos clásicos y conocidos de las artes marciales. Se debe aprender del mismo modo que un arte marcial. De hecho, existen muhcas técnicas ocultas que deberían estudiarse con detenimiento y seriedad porque tienen una incidencia directa en la seguridad del kinbaku actual.

KJ: ¿No era el hojojutsu utilitario y básico? Sé que existían reglas sobre qué ataduras se utilizaban con cuales prisioneros.

MK: Es un buen ejemplo en el que las formas estéticas de las ataduras estan basadas en su practicidad funcional. El hojojutsu era “utilitario” sólo durante la práctica de hayanawa, cuando se debía capturar y reducir a un prisionero utilizando ataduras rápidas. En cambio en las prácticas de honnawa (ataduras oficiales) el hojojutsu resultaba complejo. De hecho, dentro del hojojutsu, las detalladas ataduras que indicaban la clase social del prisionero eran una parte  fundamental de la práctica de honnawa.

KJ: ¿Acaso no piensa que muchas de las ataduras actuales tienen un aspecto exagerado? Lo que quiero decir es que a veces siento que algunas ataduras actuales estan propuestas para mostrar las habilidades del atador. A mi me gusta cuando el nawashi queda en segundo plano. Me gusta poder disfrutar de una mujer atada y no ser distraído por diseños intrincados de ataduras.

MK: ¿Exageradas, en hojojutsu? No! Los diseños intrincados dentro del hojojutsu formaban parte de las prácticas de honnawa. En la época feudal, estas ataduras no estaban concebidas para ser eróticas sino que estaban pensadas para ser medios efectivos de restricción y captura así como también para presentar la clase social y transportar con seguridad grupos de prisioneros. Las ataduras complejas del kinbaku actual son la herencia de aquel estilo.

KJ:¿Pero no siente que los samurais practicantes del hojojutsu de antaño estarían revolcándose en sus tumbas si vieran las ataduras actuales de estilo exagerado las cuales me animo a llamar  ” de escuela macramé”?

MK: Ah! Ahora comprendo el equívoco que le hace proponer esta pregunta. Este fue uno de los motivos más fuertes que me hizo escribir mi libro. Muchos amantes de las cuerdas occidentales, obtienen información parcial y errónea de internet o de haber asistido a clases con personas que se hacen llamar “expertos en shibari”, sobre shibari o hojojutsu o como estas dos prácticas tradicionales japonesas se relacionan entre sí. Por su pregunta puedo inferir que Ud. desconoce que dentro del hojojutsu existía un estilo de ataduras rápidas para capturar a los criminales, llamado hayanawa y también había otro estilo de ataduras más formal llamado honnawa utilizado para transportar prisioneros, diferenciar su clase social, etc.

KJ: Esta bien, pero en la actualidad he visto atadores que agregan cuerda sobre cuerda y demoran 15 minutos o más para terminar una atadura. Yo apunto al erotismo y también hago lo mismo hasta el punto en el que siento que me estoy demorando demasiado ¿No siente que en ese momento todo ha llegado demasiado lejos?

MK: No, para nada. El kinbaku es un arte muy flexible y abarca diferentes tipos de técnicas y estilos. La clave esta en si las técnicas y estilos se realizan bien o no. Por ejemplo, cuando un experto realiza un kinbaku erótico, el tiempo que le lleve realizar la atadura es aquél que considera justo y necesario para crear el clima sexual deseado. Las caricias de las cuerdas se equiparan a las caricias realizadas entre los amantes durante los juegos previos y el tiempo es necesario para poder crear hermosos diseños que son deseados tanto por el bakushi como por su compañero/a de cuerdas.

KJ: ¿Y Ud. dice que eso también esta relacionado al hojojutsu?

MK: ¡Por supuesto! Como acabo de mencionar, estos diseños “complejos” eran realizados también dentro del hojojutsu cuando se practicaba honnawa. Aquellos diseños fueron incorporados al kinbaku moderno. Durante la era Edo, se le realizaban estas ataduras a los prisioneros mientras varios guardias lo estaban custodiando.

Comentario del famoso bakushi Kidou

KJ: ¿Estos practicantes de hojojutsu, utilizarían más cuerda que la necesaria para cumplir con la tarea de restringir movimientos o torturar?

MK: No porque el método de ataduras para arrestar y reducir al criminal (asanawa) era distinto al utilizado para presentar y transportar a los prisioneros (honnawa). Y a su vez, estos estilos eran diferentes a las ataduras utilizadas para torturar. Estas últimas fueron codificadas en 1742 bajo el título de “Los Castigos Oficiales” en los que se especifica que durante las ataduras “ebi” y suspensiones,  se agreguen actividades como golpes y soportar el peso de piedras. Existía una escuela llamada Ishii-ryu que se especializaba en ataduras para torturar. Hablo más en detalle sobre todo esto en mi libro.

KJ: Japón tiene una cultura muy orientada hacia la estética. Parecieran ser capaces de convertir cualquier actividad en algo artístico. A menudo encontramos que la estética esta basada en su practicidad funcional. Pero el hojojustu ¿era considerado un antiguo arte o era sólo un método para restringir?

MK: Era ambas cosas. Era una actividad intensamente práctica y a la vez era muy artístico ya que en la era Edo se decía que un auténtico hojojutsu debía cumplir cuatro premisas entre las cuales figuraba que debía resultar “un deleite para la mirada del observador”. Las ataduras desprolijas (salvo durante la lucha por el arresto y captura del criminal) eran consideradas una deshonra para los oficiales involucrados.

KJ: Siempre pensé que el hojojutsu era un método netamente práctico (aunque codificado) para atar y torturar que no incluía nada intrincado.

MK: Nuevamente, puedo ver su falta de acceso a buena información a través de su afirmación. En mi libro he publicado fotos de hermosos diseños de hojojutsu que puedo asegurar, son absolutamente auténticos.

KJ: No tengo problemas con las personas que disfrutan de la “belleza” de las ataduras de estilo japonés. Este concepto ha sonado bastante en mis oídos últimamente.  Pero siento como que solo están intentando suavizar algo cuyo propósito no fue la belleza, y por eso recurren a las raíces del hojojutsu.  He visto algunos remedos de ataduras que a mí me parecieron ridículas, inclusive en Japón.

Y ahora que estamos en tema, creo personalmente que este énfasis acentuado en la estética podría ser rastreado a lo que yo llamo la “feminización del shibari”.  Cuando miro al shibari de algunas mujeres por ahi, pareciera que el shibari es una idea secundaria. Con esto quiero decir que el kimono, el tatami, el shoji, las flores, el cabello perfecto, etc, etc, etc  están ahi en primer plano, y luego vienen algunas cuerdas, con bastante habilidad lo admito…  pero ¡¡caramba!! Bien se podrían quitar todas las cuerdas y vender la imagen.

Itoh Seiyu

MK: El kinbaku es un arte que tiene sus orígenes en el pasado distante. Se pueden rastrear los orígenes históricos de cualquier actividad que se realice hoy en día en Japón. Por supuesto que las técnicas han ido mejorando y tomando en cuenta el aspecto de seguridad, pero sus bases han estado bien fundadas en los días de Itoh Seiyu (1882-1961).

En cuanto a la “feminización del shibari”, Ud. tiene derecho a tener su propia opinión y estoy de acuerdo con que algunas fotos excesivamente delicadas que se producen actualmente parecen carentes de pasión y pueden parecen cómicas en su foco en su estética refinada. De todos modos no hay que olvidar que el Gran Akechi Denki Sensei fue uno de los nawashi más salvajes y poderosos de la historia y sin embargo, estaba extremadamente ocupado en realizar ataduras atractivas y estaba fascinado por el hojojutsu. Una de las bellezas del kinbaku radica en su diversidad.

KJ: ¿Existe alguien en la época actual que pueda reclamar algúna especie de “linaje” en cuanto al shibari se refiere? Randa Mai aprendió de los libros. Lo mismo ocurrió con Akechi Denki. Ambos estudiaron material impreso de la misma forma en que las personas hacen en la actualidad ¿Qué “linaje” podrán reclamar? ¿Quién ha sido su Maestro y el Maestro de su Maestro y así sucesivamente?

MK: Esa es la pregunta exacta que uno de mis lectores me envió cuando estaba todavía armando mi libro. Voy a citar aquí la respuesta que le he dado y que figura dentro del libro:

“Pregunta: Si el shibari/kinbaku tiene algunos de sus orígenes en el hojojutsu, ¿Porqué es que no podemos rastrear en la historia Maestros de shibari/kinbaku hasta los fundadores responsables de las diferentes escuelas de artes marciales?

Respuesta: Bueno, en realidad podríamos hacerlo. Con la reforma Meiji en 1868 y el apuro por la modernización, la clase samurai fue abolida y con ella muchas de las escuelas que los habían entrenado. Para los comienzos del siglo XX, caso todos los vestigios del mundo feudal habían desaparecido.

Cuerda de arroz por Itoh Seiyu

Sin embargo, cuando Itoh Seiyu comenzó a investigar sobre el seme (tormento), podemos afirmar que había sido entrenado en hojojutsu por un practicante genuino y que aplicó estas técnicas a sus estudios dejando constancia en sus dibujos, fotografías y en los dichos de muchos de sus colegas. Itoh transfirió muchos de estas técnicas y diseños a otros, incluyendo a Minomura Kou (Kita Reiko) quien estaba dentro del círculo de amistades de Itoh. Minomura fue quien influenció a Nureki Chimuo y a Dan Oniriku y ellos a su vez han influenciado a muchos, muchos más…. y así continúa este linaje hasta la actualidad. “

También deseo agregar que si algún practicante de shibari aprende de un libro, esto no significa que no este aprendiendo de un Maestro. De hecho, uno de los mejores libros de hojojutsu fue escrito por un afamado artista marcial llamado Fujita Seiko. Cualquiera que aprendiera de él, aún cuando fuese a través de su libro, esta en contacto con él y con su técnica que es reconocida como genuina.

KJ: Con respecto a Itoh Seiyu, ¿Ha habido otra persona siquiera como él en su época o antes?

MK: ¿Haciendo hojojutsu?  ¡Si claro! cuando Itoh nació había muchas escuelas de hojojutsu en el sigo XIX. Luego de la caída del shogunato, los oficiales policiales de las era Meiji y Taisho continuaron utilizando algunas técnicas de hojojutsu. El padre de Fujita Seiko era un oficial de policía. A propósito de esto…  ¡Su padre fue la fuente de información de la que obtuvo todos aquellos diseños de ataduras que fue vertiendo en su libro enciclopédico!

KJ: Pero entonces se creía que las prácticas de Itoh Seiyu eran pervertidas y sin embargo, toleradas ¿Cómo era la actitud que tenía la sociedad japonesa de los comienzos del siglo XX?

MK: Itoh fue ciertamente un pionero en lo que respecta al shibari erótico y al seme-e (arte del tormento). de todas formas mi impresión es que a Itoh le gustaba ser ser etiquetado como  “el rebelde” y luego se quejaba de que nadie lo respetaba. En ciertos aspectos era solo una postura actuada. La sociedad de aquel entonces era muy conservadora e Itoh obtuvo mucha publicidad y grandes encargos. Al final de su vida, se le había encomendado que hiciera varias pinturas eróticas para un templo budista y la policía le ha pedido que dictara clases de hojojutsu a sus oficiales con una cuerda de 30,5 centímetros.

Además Itoh no estaba sólo en sus intereses. Tenía varios discípulos y había otras personas interesadas en estas cosas como él. Lo que pasa es que Itoh fue el artista de SM más famoso de los comienzos del sigo XX que logró trascender en el tiempo.  En mi libro he detallado una extensa biografía de la vida de Itoh en la que cuento varias anécdotas fascinantes y también hay una lista de todas sus publicaciones mas importantes.

KJ: ¿Como era la relación con sus esposas? Creo que estuvo casado dos veces y que se llevaba muy bien con la primera esposa pero siempre me pregunté ¿porque se separaron?

MK: No. Su información es incorrecta. El se casó tres veces. Itoh era incompatible con su primera esposa y se separaron rápidamente. Se llevó muy bien con su segunda esposa (Kiseko, también conocida como Kisse). Ella era su pareja sumisa y quien lo acompaño en sus aventuras para realizar la ¿infamemente? famosa secuencia de fotos en que se la mostraba a ella embarazada y suspendida en la nieve.

Itoh Seiyu, trabajando

KJ: ¿Pero el ató a sus dos primeras esposas para sus propósitos?

MK: No. Eso no fue así. La primera esposa de Itoh no tenía ningún interés por las ataduras ni la sumisión ni el SM. Antes de que Itoh se casara por segunda vez, su modelo era la hermosa Oyou, una modelo tan famosa que actualmente tiene su propia biografía. Ella dejó a Itoh y se volvió famosa por modelar para renombrados artistas como: Itoh, Fujishima Takeji y Takehisa Yumeji.

KJ: Entonces, ¿su segunda mujer se embarazó?

MK: Si. Kisse fue la modelo de aquella foto en la que Itoh intentó recrear la escena de la famosa pintura de Yoshitoshi llamada “La Solitaria Casa del Páramo de Adachi” (The Lonely House on Adachi Moor). En aquella pintura se muestra a una mujer embarazada suspendida cabeza abajo y fue una de las obras más controverciales de la carrera de Yoshitoshi. Itoh era un admirador de Yoshitoshi y se sentía muy inspirado por sus obras.

KJ: ¿Se sabe algo de su hijo?

MK: Se sabe que Itoh tuvo un hijo que murió durante la segunda guerra mundial. También tuvo una huja, Kiku, que sufría una enfermedad mental y a quien Itoh tuvo luchar para mantener hasta el fin de su vida. Ella cooperó en la publicación de libros escritos por su padre durante el comienzo de la década de 1990. En mi nuevo libro publique un listado de bibliografía en el que menciono todas sus obras.

KJ: Me perturba la mente la idea de que una mujer en los comienzos del sigo XX se haya permitido ser fotografiada desnuda y atada. Pareciera ser que en Norteamérica esto recién pudo realizarse a comienzos de la década de 1950. Además pareciera ser que Itoh no sufrió persecución alguna, excepto por el rótulo de “pervertido” que se había ganado. Sin embargo él dijo haber sido visitado por la policía cuando sus fotos se mezclaron con las de los cuerpos carbonizados luego del gran terremoto de Kanto (1923).  ¿Fue en ese momento en el que fue encarcelado?

MK: Debe tener en cuenta que en los comienzos de la década de 1920, tanto en Japón como en otros sitios, había un auge en la experimentación artística de vanguardia. En japón hubo una tendencia llamada Ero-Guro (erótico grotesco) que combinaba contenidos sexuales y SM que se vertían en literatura y arte. Aunque Itoh no formaba parte de este movimiento, era un hombre que vivía en aquellos tiempos. Norte América, en cambio, fue más conservadora.

Habiendo aclarado aquello, Itoh fue apresado por lo menos dos veces. Una vez por publicar “material obsceno” de estilo SM y otra por publicar dibujos considerados irrespetuosos al Confucionismo. En ambas ocasiones fue apresado por períodos breves. Mas adelante en su vida, su relación con las autoridades cambió radicalmente y publicó un libro sobre la era Edo en cooperación con el museo de policía. Además solía contribuir a combatir el crimen haciendo exhibiciones de ataduras y demostraciones  para el personal policial (las cuales ya he mencionado).

Yoshitoshi

KJ: ¿Qué hacía cuando salía de la cárcel?

MK: Itoh continuaba haciendo lo que siempre había hecho. El era infatigable, incansable.

KJ: Ud. mencionó antes que Itoh estaba muy influenciado por el arte gráfico de Yoshitoshi. El maestro de Yoshitoshi fue Utagawa Kuniyoshi. He leído que Utagawa Kuniyoshi realizó varias obras gráficas de seme-e (arte sobre tormento) pero sin embargo no he sido capaz de encontrar ninguna imágen de ellas por Internet (aunque muchos de sus otros trabajos sí aparecen).  ¿Está Ud. familiarizado con las obras de arte seme-e de Utagawa Kuniyoshi?

MK: ¡Sí, claro!. Muchas obras de arte shunga que ilustran material seme-e, así como mucha información que considero confiable y útil sobre kinbaku, no aparecen en Internet. Algunas pocas gráficas con temática seme-e (de éste artista) han sido reimpresas en libros de arte japonés así como también en algunos raros libros en inglés (ver Marco Fagioli). Como ve, todo este material es difícil de encontrar.

KJ: Tengo curiosidad sobre la brecha de tiempo que parece existir entre el antiguo hojojutsu y el shibari moderno. Por supuesto que en medio esta la segunda guerra mundial, pero me da la impresión de que se puede encontrar material sobre hojojutsu mucho más antiguo, remontándose hasta el 1800. ¿Qué tan larga es esta brecha histórica y por que cree que existe?

MK: No existe tal brecha. Los practicantes de hojojutsu fueron muy reconocidos como grandes artistas marciales a lo largo de la historia. Itoh fue el que comenzó a utilizar estas técnicas para sus trabajos sobre SM erótico.

KJ: La gente tiene ideas locas en lo que respecta a Japón. Creen que en Japón se encuentra material sobre shibari abiertamente, por todos lados ¿Porqué cree que pasa esto?

MK: En parte por el misterioso mito/tradición de que en oriente la sexualidad es más avanzada. Y por otro lado, es verdad que se encuentra más fácilmente  material erótico de este tipo (tanto arte interesante como pornografía) en Japón que en occidente.

KJ: Su primer, libro “Shibari, The Art of Japanese Bondage”, se lanzó hace cuatro años ¿Qué diferencias diría que existen entre aquel libro y este nuevo libro suyo “The Beauty of Kinbaku”?

MK: En mi primer libro encontrarán fotos y una breve reseña histórica sobre shibari/kinbaku. Este segundo libro es mucho más ambicioso. Tiene el doble de imágenes y diez veces más información sobre el tema.

KJ: ¿”The Beauty of Kinbaku” tiene una tirada de 1000 copias?

MK: Si, claro.

KJ: ¿Habrá una segunda tirada cuando esta se acabe?

MK: No. No hay planes para publicar una segunda tirada ni una tirada más económica. La razón es que yo quería que este libro tuviera una alta calidad tipo museo y eso es lo que hemos hecho con la mejor calidad posible de fotos e ilustraciones. Nada de eso sería posible si lanzáramos una tirada más económica. Además, dada la situación económica general, dudo que algún editor quiera arriesgar su dinero en publicar un libro sobre la historia del arte de un tema tan arcaico. Como todos sabemos, el mundo del kinbaku es un mundo muy pequeño.

Verdaderamente, me siento muy afortunado de que “The Beauty of Kinbaku” haya podido ser publicado por que estuvo al borde de no poder ser. Fue una casualidad que haya podido nacer ya que al momento en que la situación económica empeoró, el libro ya se encontraba imprimiéndose y ya era demasiado tarde para que el editor cambiara de parecer y tuvo que lanzar este libro tan arriesgado. ¡Maldita suerte!

KJ: ¿Qué fue lo que más lo motivó para publicar este segundo libro?

MK: Después de lanzar mi primer libro, que fue un éxito, siempre me preguntaban si realizaría un segundo libro profundizando los aspectos históricos del shibari/kinbaku. Se me ocurrió que  quizás, pudiera contribuir al estudio sobre kinbaku. Quizás por puera coincidencia, en mi primer viaje a Japón yo había investigado, aprendido y coleccionado material histórico sobre este fascinante y antiguo arte erótico. Entonces, me di cuenta de que estaba en condiciones de escribir un libro que siempre me hubiera encantado leer. Esa fue la razón por la cual lo hice.

KJ:¿Cual es la diferencia entre “The Beauty of Kinbaku” y cualquier otro libro sobre kinbaku que se ofrezca en el mercado?

MK: Esto realmente no debería decirlo yo. Pero si me lo pregunta, le diría que lo que hace que este libro tenga la calidad que tiene es la síntesis lograda de la vasta información recolectada de tantas fuentes diferentes. Es la primera vez (en tanto en oriente como en occidente) que se presenta un estudio completo sobre la evolución histórica del shibari/kinbaku a lo largo del tiempo. Hace algunos día, me encontraba bromeando con un amigo porque le decía que la publicación del libro me ha llevado más de 30 años de coleccionar y estudiar sobre el tema y cuatro años de constatar hechos. Y eso es sólo una ligera exageración.

de la colección de Fuzoku Shiryoucan

KJ: ¿Sabe de algún otro libro (escrito en inglés o en algún otro idioma extranjero) que haya sido aceptado en la Fuzoku Shiryoucan (biblioteca SM) en Tokio?

MK: Creo que los únicos otros libros en inglés que hay son algunos antiguos textos históricos del siglo XIX sobre flagelación.

KJ: ¿Qué significa esto para Ud.?

MK: Me siento mucho más que profundamente honrado.

KJ: ¿Puede comentarnos algo sobre la biblioteca Fuzoku Shiryoucan?

MK: Con mucho gusto. La biblioteca Fuzoku Shiryoucan sobre SM es una institución única. Fundada en 1984, es la biblioteca dedicada al sadomasoquismo más grande del mundo. Tiene más de 17 mil volúmenes y más de 2 mil videos y DVDs sobre el tema, entre los cuales se incluyen textos históricos únicos. También es el hogar de un inmenso portfolio de arte original de Itoh Seiyu que no se encuentra en otro lugar del mundo.

KJ: ¿Cuántas páginas tiene su nuevo libro?

MK: Tiene 192 páginas ilustradas.

KJ: ¿Y cúantas fotos?

MK: 202

KJ: ¿Color o blanco y negro?

MK: Ambas. Hay muchas fotos antiguas y muy raras que he utilizado para ilustrar las partes históricas del libro. Pero las fotos en la “Galería” son a todo color.

KJ: ¿Puede comentarnos algunos títulos de capítulos?

MK: El libro esta dividido en siete capítulos. Desde el punto de vista histórico se incluye información sobre las ataduras en general dentro de la cultura japonesa, el origen de hojojutsu y “Los Castigos Oficiales”, el auge de las revistas y publicaciones SM en el japón de la post guerra, la historia de Itoh, etc. Desde el punto de vista actual, se exponen biografías de las 25 personas más influyentes en el mundo del SHibari/kinbaku entre las cuales se incluyen a Yoshitoshi, Minomura, Tsujimura, Akechi Denki, Sugiura, Nureki y Ozuma, entre otros. Hay una galería de 109 fotografías de kinbaku. Se detalla un glosario de términos japoneses de Shibari (el más extenso publicado hasta entonces, en inglés). Una sección de “Házlo tu mismo”. Finalmente hay una sección de Bibliografía en la que se incluye un extenso listado de las publicaciones más importantes sobre de Shibari Kinbaku, tomando en cuenta publicaciones en inglés, en alemán, en francés, en japonés, etc.

KJ: Si pudiera hacerlo nuevamente, ¿incluiría la sección de “Házlo tu mismo”? Me olvidé de mencionar que he leído a alguien dentro de los grupos de bondage criticando algo sobre esta sección. Creo que Ud. habló sobre este tema en la entrevista que le hizo Graydancer en su programa radial, pero quizá tenga ganas de comentarnos algo al respecto.

MK: No estoy seguro si estoy comprendiendo su pregunta. La sección de “Házlo tu mismo” era necesaria, ya que el libro intenta ser una guía completa hacia el arte del kinbaku. Ese capítulo es sólo una guía inofensiva dirigida hacia los que se interesan por primera vez en este arte. Los diseños que se muestran son el gote estandard, una atadura estilo augura y una con diseños de hishis (diamantes). En otras palabras: una atadura sencilla y fundamental, otra atadura típica de incomodidad y por último una atadura con un diseño atractivo. Todas son seguras y fáciles de hacer. También incluyo otro tipo de información dentro del mismo capítulo que podría ser de interés para cualquier amante de las cuerdas, como por ejemplo cómo hacer un nudo de seguridad  de “fácil liberación” y que tipo de cuerda es la mejor para utilizar, entre otras cosas. Con lo que respecta a las fotografías, son en blanco y negro; más grandes y más claras que las que aparecen en el libro de Nureki “Bondage Seminar”,  y más o menos parecidas a las que aparecen en los primeros libros de clases de Arisue Go. Algún día tal vez me decida a escribir un libro dedicado a las ataduras e incluya patrones más complejos y avanzados, pero el capítulo que he incluido en este libro esta pensado y dirigido hacia los novatos y los que recién se interesan en este arte.

KJ: Ud. dijo que ha estado investigando sobre kinbaku por 30 años y que preparar el libro le ha llevado otros cuatro. Suena como un acto de amor.

MK: “The Beauty of Kinbaku” fue escrito por un amante de las cuerdas, para todos los amantes de las cuerdas y espero que así se lo aprecie siempre.

KJ: ¿Puede impartir sus conocimientos sobre el kinbaku contemporáneo e histórico  de otras maneras además que a través de sus libros?

MK: Si claro. Obtengo muchas satisfacciones de mis clases privadas.

KJ: ¿Está planeado escribir algún otro libro? Si es así… ¿Qué dirección tomará esta nueva obra?

MK: ¡Cuatro años de trabajo es suficiente! Yo nunca digo jamás pero por el momento no estoy planeando hacer otro libro sobre shibari/kinbaku por el momento.

KJ: Creo haber entendido que el libro sólo esta disponible en su página web oficial ¿Estará también disponible en algunas tiendas?

MK: Es verdad. No estoy seguro cuando podrá ofrecerse en tiendas. Eso depende del departamento de marketing de la editorial. Lo cierto es que sólo se han impreso 1000 copias y cuando estas se hayan vendido, no habrá más disponibles.

KJ: ¿Por qué fue que la editorial tomó esta decisión?

MK: Ha sido todo mi idea. Después de publicar mi primer libro, “The Art of  Shibari” (Secret Press, 2004), mucha gente de la comunidad de las cuerdas me contactó quejándose de que no pudieron comprar el libro antes de que se hubiera agotado. Esto paso porque la editorial distribuyó el libro en la red de tiendas de libros eróticos. En el caso de “The Beauty of Kinbaku”, arreglé con la editorial (King Cat Inc.) para que restringieran las ventas por un tiempo limitado a través de su página web. De esta manera intentamos captar la atención de las personas que realmente estén interesadas en el libro y lo puedan comprar al precio más bajo posible, antes de que comience a ser ofrecido a través de las tiendas. La editorial estuvo de acuerdo con esta táctica porque hacen más diferencia vendiendo el libro a través de la página en lugar de en las tiendas. Hasta ahora se esta vendiendo muy bien y se ha enviado a más de 35 países.

KJ: Además de los Nawashi, ¿habla también de los fotógrafos dedicados al kinbaku como Sugiura Norio?

MK: Si claro, escribí sobre ellos y también sobre artistas, historiadores, escritores, actores, editoriales, artistas marciales y hasta directores de películas. El libro cubre todos los brillantes personajes que han ayudado a crear y desarrollar el arte del kinbaku a lo largo del tiempo.

KJ: ¿Ha habido fotógrafos de ataduras que hayan podido ganarse la vida sólo dedicándose a esto?

MK: Muchos de tales artistas han tenido sus buenas y malas épocas dentro del ambiente erótico, pero han habido varios quienes han tenido mucho éxito. Sugiura ha sido uno de ellos. Su perfil esta incluido dentro de la sección de biografías de mi libro.

KJ: ¿Qué es lo que siente que separa a fotógrafos como Sugiura al resto de nosotros?

MK: Oportunidad y genio. Algunos fotógrafos tienen un buen ojo para descubrir fotos fantásticas y tienen la suerte de poder trabajar con bakushis y modelos excelentes.

KJ: ¿Tiene algo para comentarnos con respecto a lo digital versus la fotografía tradicional?

MK: Por el momento prefiero lo digital, pero creo que es así porque no pienso en mi como un gran fotógrafo. Por supuesto que me siento muy alagado cuando mis fotos son halagadas. Me siento muy gratificado cuando compruebo que mis fotos tienen más adhesión entre las mujeres más que los hombres.

A veces me siento un poco como un fraude ya que existen muchos fotógrafos muy profesionales. Por otro lado en mis “sesiones de fotos” no utilizo mucho equipo y siempre trabajo con la luz natural. La verdad es que si se refleja algo de belleza en mis fotos es por la belleza de mis modelos y por la suerte de haber podido capturar algo de ella en el momento adecuado. En mi nuevo libro la mayoría de las modelos son entusiastas amateur y lo que se ve en las fotos son reacciones genuinas surgidas a través de la práctica del shibari/kinbaku.

 

Traducido al español por Tsubaki 

 

Nota de Traducción:  Este documento está enriquecido con  información adicional, no contenida en la entrevista original,  que fue brindada por el el propio  Master”K” a través del contacto directo en ocasión de esclarecer algunas dudas.