Entrevista a Randa Mai (乱田舞), Parte II

La propuesta es comenzar a conocer a Randa Mai. Nawashi profesional especializado en suspensiones y suspensiones progresivas, cuyo manejo de los centros de gravedad nos brindan espectáculos “ingrávidos” en permanente y agraciado movimiento.

Tsubaki 


Copyright 2007 por Osada Steve y KinbakuMania.
Todos los derechos reservados. Traducción por Tsubaki autorizada exclusivamente para su publicación en KinbakuMania.Prohibida su reproducción total o parcial en cualquier otro medio.


Según lo prometido, aquí les facilitamos la segunda parte del mensaje de Osada Steve acerca del increíble y único estilo de shibari que practica Randa Mai. Esta segunda entrega es en realidad más que nada un comentario sobre la técnica del maestro que va acompañada de fotos que ilustran el texto. KJ

Como corresponde a un Nawashi profesional, Randa Mai siempre trae sus propios juguetes, equipos, sus propias modelos y su propia música. Ocho cuerdas asanawa (cuerda de yute tradicional japonesa para kinbaku) de siete metros de largo, una o dos velas, uno o dos látigos, uno o dos mosquetones. Estas herramientas están bien preparadas y están predispuestas al alcance de la mano en el escenario. Al comienzo de cada show, la modelo (kimono-clad) asumirá una posición de esclava, mentalmente se prepará para lo que vendrá, esperando a que su Amo suba al escenario. Randa hace un par de ejercicios de gimnasia finales antes de unirse a su chica – descalzo como de costumbre.

Randa Mai no es bruto, ni tiene prisa alguna. Desde atrás rodea a la chica con sus brazos, y poco a poco siente todo su cuerpo, abrazándola. La hace sentir tranquila, amada y protegida. Se toma su tiempo desnudándola, pone sus brazos a la espalda y comienza con una atadura simple de torso (takatekote), el bloque básico sobre el que se construye un shibari. Utiliza primero una, y luego dos cuerdas. Esto lo hace despacio, con calma, deliberadamente, sin lucha, sin ninguna fuerza. A la chica le encanta ser atada y está lista para recibir la cuerda.

El Abrazo Inicial de las Cuerdas de Randa Mai

 

Ambos están sentados en el suelo. Randa sigue detrás de ella, apenas visible, ya que envuelve la cuerda alrededor de sus pechos. A medida que la excitación crece y la música aumenta el ritmo, movimientos de Randa ahora se aceleran y los nudos son hechos con más decisión, pero nunca de manera violenta.

Randa Mai haciendo el Takatekote

 

Él hace que la chica se ponga de pie y la sostiene con una cuerda principal de suspensión (llamada tsurinawa) de un gancho que cuelga del techo. A partir de ese momento la chica ya ha iniciado el viaje a su propio mundo de ensueños. La cuerda principal de la suspensión le impedirá que se caiga y le permite entregarse por completo al Nawashi que ahora procede a aplicar una cuerda más a la cintura preparándola para una suspensión total, de cuerpo entero.

La parte superior del cuerpo está paralelo al suelo, la chica cuelga de las cuerdas y disfruta de la seguridad que ofrece aquél arnés de cáñamo. Mientras tanto, el Nawashi está ocupado poniendo otra cuerda alrededor de su pierna izquierda, tirando de ella hasta que los dedos de la pierna derecha apenas tocan el suelo. Randa Mai recoge la otra pierna, y la fija en su cintura. La mujer queda ahora totalmente suspendida y se deleita en la sensación de ingravidez, mientras que el Nawashi está dando los toques finales a esta compleja atracción humana – una vista estéticamente agradable para algunos, y alarmantemente dolorosa para otros.

Randa Mai Suspensión Total

 

¿Alguna vez probó girar sobre sus pies como un endemoniado dando vueltas y después de parar perder el equilibrio y la orientación? Bueno, nada de eso es comparable con lo que se siente cuando uno esta suspendido por cuerdas y comienzan a girarlo a uno en el aire. Poco a poco, Randa Mai gira a su chica mientras que la cuerda que lleva la carga principal se enrosca sobre sí misma. Una vez que su Amo la suelta, el cuerpo girará en sentido contrario en círculos cada vez más rápidos. Impotente, indefensa atrapada en una experiencia fuera del cuerpo, bajo el completo control de su Amo, la mujer entra ahora en un reino imaginario que sólo ella puede visitar del que sólo su dueño tiene la llave. Tal vez más tarde esa noche, cuando se vaya a descansar en los brazos de su Amo le susurrará a acerca de su viaje y de los descubrimientos que ha hecho y los compartirá con él. Descubrimientos que son desconocidos para casi todos y que sólo unos pocos afortunados masoquistas pueden llegar a descubrir.

Randa Mai Girándola y Haciéndola sentir Indefensa

 

Un excepcional alegre Randa Mai puede optar por expresar su estado de ánimo juguetón, saltando sobre el carrusel humano, para generar sorpresa y deleite en la audiencia. Si alguna vez hubo alguna duda sobre si la cuerda de seguridad, podría soportar el peso de la mujer, Randa está ahí para probar o refutar la teoría y desafiar la gravedad.

Randa Mai Probando la Cuerda Principal agregando su propio peso

 

Pero el show debe continuar y un buen Nawashi le debe a sus fans presentar más de una técnica. Con alrededor de cuarenta minutos para llenar, la mujer es bajada y atada nuevamente con sólo cuatro nuevas cuerdas aplicadas en tobillos y las muñecas. Finalmente es suspendida nuevamente al estilo de un cazador, como un animal recién capturado. Se debe mencionar que colgar de tal manera provoca una gran cantidad de tensión, especialmente en las muñecas. Por lo tanto, se le aconseja a la modelo que para obtener apoyo adicional se aferre a las cuerdas con ambas manos.

Randa Mai -Suspensión en Posición de Animal Capturado-

 

Contrariamente a la anterior suspensión, la niña es ahora plenamente consciente de que ella debe manejar la agotadora y dolorosa situación y entonces ajusta inteligentemente su centro de gravedad. Suerte que tiene de ser una mujer muy linda y pequeña, y que sus muñecas y sus tobillos le bastan para mantener su ligero cuerpo de 45 kg de peso suspendido de esa manera. Sea cual sea su tamaño, sin embargo, se debe evitar dejar suspendido a alguien en esa posición durante demasiado tiempo, especialmente si la persona no es el tipo atlético. Por supuesto, esta posición ofrece algunas oportunidades gratificantes para su Amo: piernas separadas y hacia arriba, la pelvis expuesta y receptiva para ser penetrada, las manos arriba y los pechos que yacen desnudos a la espera de ser rociados con cera caliente o ser azotados por el látigo del Amo.

 

Esta situación es horrorosa para la para la parte sumisa, y cuando el dolor llega a toda velocidad hacia la piel de negro alabastro de la muchacha, ella solo puede retorcerse mucho y luchar. Pero este es sólo el comienzo de la técnica de tanuki, donde se logra suspender a la mujer de las cuatro extremidades con la espalda hacia arriba. Esta posición se logra cuando su Amo le pasa las caderas por entre sus brazos, siendo el resultado una posición aún más dolorosa.

Randa Mai Tanuki (Tejón)

 

Si bien ciertos tipos de ataduras, incluso la suspensiones pueden soportarse por períodos relativamente largos, la posición o técnica del tanuki (tejón) sólo debe durar un minuto o dos. Cuando el espectáculo termine, la modelo se encontrará agotada y cansada, pero eufórica y feliz.

Randa Mai después del Tanuki (Tejón)

 

Si todas las presentaciones fuesen idénticas, las personas dejarían de asistir a los espectáculos. Por lo tanto, el Nawashi siempre ofrece variedad en sus suspensiones. El aficionado a las ataduras se dará cuenta de que la posición del nudo de la cuerda en la pierna derecha de la modelo está en el lateral del muslo, teniendo en cuenta el patrón con la intención de suspensión. No es necesario aclarar, que un tipo de suspensión puede dar lugar a otra mediante el sencillo ajuste y la manipulación de las cuerdas -el manejo del equipo no es muy diferente al de los navegantes profesionales o alpinistas.

Randa Mai Posición del nudo del muslo derecho

 

La esencia de las ataduras japonesas es la pulcritud y la belleza inherente en la aplicación misma de una cuerda al cuerpo de una mujer. Una mirada más cercana revela que Randa Mai también se destaca en este campo. En caso de que le sobre cuerda al terminar la parte técnica de una atadura, nos deleita con docenas de maneras y patrones para terminar la atadura con un realce de belleza.

Randa Mai Posición de "ebi" (langostino o camarón)

 

Sólo para demostrar que existen más de una forma de atadura para suspender a una persona, aquí pueden ver una atadura sobre una mujer sentada que presenta una posición llamada langostino o camarón (ebi). Luego es suspendida con su espalda contra el suelo.

Tal vez sólo para embriagar los ojos de sus fans, Randa Mai suspende su chica por completo, esta vez de sólo uno de sus tobillos. Estas acrobacias no pueden ser hechas por todos, y se necesita un tipo especial de atadura de talón con el fin de distribuir la carga alrededor del pie lo más uniformemente posible.

Randa Mai -Suspensión Total de sólo un tobillo

 

Uno de los puntos fuertes de Randa Mai es su destreza para localizar el punto de equilibrio exacto de la persona suspendida. Su constante conciencia del centro de gravedad le permite nunca necesitar fuerza excesiva para levantar a su chica. También lo utiliza para realizar suspensiones progresivas sin realizar movimientos de tensión excesivos. En consecuencia, su técnica parece fluir con facilidad y su modelo parece flotar sobre el suelo como una pluma. En sus suspensiones no existe el desequilibrio o sensaciones extrañas. Lograr una suspensión es fácil, pero hacerla lucir bien es lo que separa a los hombres de los niños y a los maestros de los aficionados.

Traducción al español por Tsubaki