Entrevista a Miura Takumi (神浦匠) -El Camino de la Tradición-

En esta nueva entrevista que nos ofrece Osada Steve Sensei, nos presenta a Miura Takumi. Alguien que a través de sus palabras manifiesta una gran generosidad en compartir sus conocimientos, principalmente en seguridad para las ataduras, el tipo de cuerdas a ser utilizadas y porqué. También nos habla de su pasión por la investigación del poco material que queda sobre hojojutsu y nos comenta sobre sus anhelos en el ambiente del Shibari…

Para los que leen japonés, aquí les dejo el link a la página y el blog de Miura Takumi.

Haru Tsubaki

 

Copyright 2008 por Osada Steve y KinbakuMania.
Todos los derechos reservados. Traducción por Tsubaki autorizada exclusivamente para su publicación en KinbakuMania. Prohibida su reproducción total o parcial en cualquier otro medio.

Lo último en nuestra serie de entrevistas profundas y exclusivas con los mejores maestros de shibari. Esta entrevista a Miura Takumi la llevó a cabo por Osada Steve y representa otra más de las entrevistas de TokyoBound pero esta es especialmente reveladora como pocas. – KJ

Osada Steve: Usted ha estado haciendo shibari durante cerca de 15 años, los últimos siete años como un Nawashi profesional. ¿Qué es lo que le interesa tanto del shibari que ha decidido dedicar su vida a ello?

Miura Takumi: Me atrajo primero el shibari debido a mi interés por el SM. Pero cuanto más aprendía, más fascinado me sentía por esta práctica. Me parece interesante que se puede trabajar la cuerda en sí misma de tantas maneras diferentes para crear formas y patrones únicos. Me parece muy interesante que con un simple trozo de cuerda, puedes hacer tantas cosas diferentes. El potencial creativo es ilimitado.

OS: ¿Qué tipo de actividades realiza como Nawashi Profesional?

MT: Una amplia variedad. Hago shows en vivo y participo en vídeos, tanto para mi propio sello así como también para otras productoras. Hago ataduras para fotos que saldrán en revistas. También apadrino un salón de cuerdas, donde la gente que está interesada en el shibari puede reunirse dos veces al mes. Estoy involucrado en la investigación sobre el shibari y somo enseñarlo. Mi énfasis esta en enseñar a la gente cómo hacer ataduras con seguridad y al mismo tiempo preservar las históricas técnicas del shibari para las generaciones futuras.

OS: Usted es relativamente joven, en sus cuarenta y tantos años. La sociedad japonesa y la tecnología han cambiado mucho desde los primeros años de la posguerra, cuando la vieja generación de Nawashis estaba comenzando. ¿Cómo cree que estos cambios afectan a la práctica del shibari actual?

MT: Las cosas son de hecho muy diferentes ahora de lo que eran hace treinta o cuarenta años atrás, cuando nombres famosos como Akechi Denki y Yukimura Haruki estaban empezando sus carreras. El SM esta hoy en día un poco más “fuera del armario”, e Internet ha hecho que la información sobre shibari pueda estar ampliamente disponible. Por un lado, creo que es un cambio muy positivo. Me alegro de que muchas más personas tengan ahora la oportunidad de familiarizarse con el shibari y todos los aspectos que involucra – como el erotismo, por supuesto, pero también como arte en su contexto histórico de técnica de un arte marcial. Por otro lado, me preocupa que debido a que la información se encuentra ahora ampliamente disponible, más gente pueda ver una fotografía de una mujer atada y suspendida y pensar: “Tengo una mujer. Tengo cuerda. Yo puedo hacer eso”. Mi temor es que estas personas puedan lesionar a alguien al subestimar la importancia de la seguridad al hacer shibari.

OS: ¿Es por eso que pone tanto énfasis en la educación?

MT: Hay dos razones por las que pienso que la educación es importante. Una es transmitir y preservar la tradición de las ataduras japonesas. La otra es que al practicar shibari, se están atando a seres humanos. Si las ataduras no se hacen correctamente, existe un peligro muy real de que se provoquen lesiones. Quisiera que tanta gente como sea posible tenga la oportunidad de aprender las técnicas de como se hacen ataduras seguras.

OS: Usted lleva adelante un Dojo de shibari en el que se reúnen mensualmente. ¿En que difiere ésto de otras clases organizadas de shibari?

MT: En la mayoría de las clases de shibari, la información se transmite en un sólo sentido desde el instructor. El instructor explica un tema, hace una demostración sobre la técnica y luego los estudiantes prueban la propuesta una o dos veces. En mi Dojo, el énfasis está en la práctica,

Miura Takumi

como lo es cualquier otro Dojo de karate o judo. He seleccionado un lugar donde los estudiantes pueden practicar cómodamente y de forma segura con supervisión y asistencia. Limito a 10 el número de estudiantes, la mayoría son hombres, pero de vez en cuando también vienen mujeres. Ofrezco de cinco a siete modelos de modo que cada estudiante tenga a disposición un cuerpo femenino real sobre el que atar durante las clases que duran dos horas. Por supuesto, que hago demostraciones de varios tipos de ataduras pero luego observo y ayudo a mis estudiantes cuando es necesario. El énfasis está en la práctica constante. Cuando un estudiante siente que ha dominado un tipo de atadura, lo pongo a prueba para ver si pueden hacerla con seguridad, eficacia y rapidez. Si puede, pasa al siguiente nivel y trabaja en ataduras más difíciles. Está muy organizado y llevo registro del nivel de cada persona.

OS: Así que es como un sistema de certificación. ¿Debería haber algo similar para los profesionales? ¿Tal vez una serie de pruebas que tiene que pasar alguien antes de que pueda llamarse Nawashi?

MT: Mi Dojo tiene un tamaño muy pequeño, apenas diez estudiantes por vez. Pero creo que es muy valioso el hecho de transmitir conocimientos de una manera organizada. Idealmente, me gustaría continuar con este tipo de actividades a fin de que sean cuales sean las habilidades y conocimientos que vaya adquiriendo a lo largo de mi vida, pueda seguir transmitiendo a otros que continúen con esta tradición y sigan desarrollando esta propuesta. Y esa es una idea interesante: una asociación de Nawashis profesionales que pudieran promover prácticas seguras y otros objetivos comunes. Pero yo creo que sería difícil de organizar. Muchos Nawashis piensan el uno del otro como rivales. No hay muchas oportunidades de reunirse y cooperar.

OS: En Occidente, hay personas que dicen que están haciendo bondage japonés pero usan cuerda de algodón o cuerda de nylon. ¿Qué haría si alguien se presenta en su Dojo con ese tipo de cuerda? ¿Lo echaría?

MT: (Riéndose) No, yo no lo echaría. Me parece correcto que la gente haga lo que quiera, utilizando los materiales que desee, pero con una salvedad muy importante: deben hacerlo de manera segura. Y en este punto, me gustaría hacer hincapié en que hay una razón por la que la mayoría de la gente en Japón que toman el shibari con seriedad, usan asanawa (cuerda de yute). Asanawa está hecha de fibras muy fuertes que no se estiran ni ceden, así que las ataduras hechas con estas cuerdas son fuertes y estables. Los nudos permanecen firmes y no resbalan ni se deslizan, lo que hace que toda la estructura de la atadura sea más segura que si se utiliza una cuerda más suave o lisa.

OS: ¿Qué nos dice sobre la longitud de la cuerda? Aquí en Japón, todo el mundo parece utilizar cuerdas que miden mas o menos siete metros de largo. Pero en Occidente, la gente está utilizando todo tipo de longitudes. ¿Qué piensa usted de eso?

MT: Una vez más, hay una razón por la que los japoneses utilizan cuerdas de siete metros. En primer lugar, que la longitud se remonta al sistema de medición tradicional japonesa. Si bien hoy en día se utiliza el sistema métrico Occidental, es común que las habitaciones japonesas sean medidas en términos de tatamis, que es parte del sistema antiguo. Dos tatamis juntos forman una unidad llamada tsubo, y esa es la unidad que la mayoría de la gente usa cuando se habla de bienes inmuebles y terrenos. Ahora, si usted toma una cuerda y la hace recorrer el perímetro del tsubo (dos tatamis juntos), la longitud aproximada es de unos siete metros. Así que es una medida tradicional. Ahora, la razón por la que utilizamos esa longitud para las cuerdas de shibari es que se refiere a la medida de los brazos abiertos de un hombre adulto, que es alrededor de 1,75 metros. Piénselo de esta manera: se toma una cuerda de siete metros y la dobla por la mitad, lo que le da 3,5 metros. Si usted tira de una vez con toda la longitud de sus brazos (de 1,75 metros), y luego tira otra vez (otros 1,75 metros), y entonces ya está. Es la longitud más eficiente en términos de extensión de los brazos de un adulto promedio. Si la cuerda fuera más larga, se pasaría mucho tiempo tirando de ella.

Miura Takumi

OS: Está bien, pero algunas personas en Occidente que utilizan cuerdas más largas, de por ejemplo de 10 metros, dicen que las necesitan de esa medida debido a que las personas que atan son físicamente más grandes que la típica mujer japonesa.

MT: Creo que es mejor pensar en términos de lo que es más eficiente para el atador en lugar de  estar midiendo el tamaño de la modelo. Usted es un occidental, y además es un tipo bastante alto. Vamos ponernos de pie por un momento y comparemos nuestros brazos extendidos. ¿Ve? Casi la misma longitud. Así que si pensamos en términos de los movimientos de tracción utilizados en shibari, una cuerda de siete metros sería más eficiente para usted que una cuerda de 10 metros.

OS: Gracias por la explicación muy interesante. Bueno, vamos a volver a usted. ¿Cómo definiría su estilo de shibari?

MT: Depende por completo en lo que estoy trabajando. Durante un show en vivo, las ataduras deben ser audaces y acrobáticas, como un espectáculo de magia, porque la mayoría de la gente asiste a una función para ser impresionado y entretenido. Si estoy trabajando para fotógrafo o un director de video, puedo ajustar mi trabajo con las cuerdas a sus necesidades. Pero si alguien dice: “Por favor haga lo que quiera”, entonces haré semenawa (atadura con fines de tortura), porque eso es lo que más me gusta.

OS: Usted está ahora produciendo sus propios videos bajo el sello de Bakuyukai. ¿Cómo describiría sus trabajos? ¿Qué está tratando de mostrar en ellos?

MT: Tengo un número creciente de videos bajo el sello Bakuyukai. Todos ellos tienen diferentes escenas de capacitación SM, pero el énfasis principal es siempre las ataduras con las cuerdas. Desarrollo un argumento fuerte para proporcionar un contexto para las ataduras y el entrenamiento, para mis propios videos. En la medida de lo posible, trato de mostrar la interacción emocional entre el hombre haciendo las ataduras y la mujer atada. Por ejemplo, el título Meibaku Yado es una historia acerca de una mujer que dirige una tradicional posada para viajeros y una empleada doméstica que trabaja allí. Las dos mujeres no se llevan bien y su mala relación causa muchos problemas. Un hombre las pone a resolver sus diferencias enfrentándolas en un difícil entrenamiento en el que las obliga a dejar de lado orgullo y quejas mezquinas para que así puedan trabajar juntas en armonía. En una escena, las dos mujeres están atadas entre sí y son arrojadas al agua donde tienen que cooperar entre sí o ambas se ahogarán.

OS: Usted tiene un fuerte interés en el hojojutsu. ¿Puede comentarnos acerca de sus actividades en esa esfera?

MT: En el periodo Sengoku, hubo numerosas guerras civiles en Japón. Había cerca de 18 escuelas diferentes de artes marciales (ryu ha) que desarrollaron sus propias técnicas secretas para capturar y arrestar enemigos utilizando ataduras con cuerdas. Aunque estas técnicas se perfeccionaron y conservado a lo largo de muchos siglos, hoy en día al menos la mitad de las escuelas han desaparecido por completo y su conocimiento se ha perdido. Nadie sabe realmente cuál es la situación actual. Sin embargo, unos pocos textos e ilustraciones han sobrevivido y yo los estoy estudiando.

OS: ¿Con qué propósito?

MT: Primero, y lo más importante, quiero preservar el poco conocimiento que nos queda. Idealmente, me gustaría escribir un libro sobre hojojutsu que quedaría como un aporte para las futuras generaciones. Sin embargo, trabajar desde los viejos textos e ilustraciones es un proceso imperfecto – si nos fijamos en una ilustración de una atadura ya realizada, sólo se podemos adivinar cómo fue hecha. Así que no podría presentar una atadura como si fuera un conocimiento legado de tal escuela de hojojutsu. Sólo podría  decir que es mi mejor estimación de cómo es el procedimiento para lograr la atadura, en base a prueba y error, de la forma en que se muestra la atadura en tal o cual figura. Por último, me gustaría ayudar a la gente a comprender que el hojojutsu es la base del shibari que practicamos hoy en el estrecho contexto del SM.

OS: Todo el mundo espera hacer una contribución a su profesión, para dejar una marca en el mundo. ¿Cómo le gustaría ser recordado?

MT: Si soy recordado por algo, espero que sea como alguien que trató de proteger y preservar nuestra tradición única en las ataduras con cuerdas. Creo que está bien si la gente prueba cosas nuevas con el shibari, siempre y cuando lo hagan de manera segura. Pero en lo personal, quiero seguir el camino de la tradición.

 

Traducción al español realizada por:

Haru Tsubaki