Principiantes que Enseñan Ataduras

WykD_Dave y clover son una pareja de las más conocidas dentro del ambiente del Bondage y Shibari/Kinbaku europeo. Nos ofrecieron compartir este artículo con toda la comunidad de cuerdas de habla hispana. Les agradecemos por tenernos en cuenta!

 

Espero disfruten de la lectura.

HaruTsubaki 

 

Se necesita experiencia para ser un buen maestro. No estoy diciendo que se necesitan décadas para conseguir esa experiencia, pero sí que se necesita algún tiempo y dedicación. Los que suelen argumentar en contra de esta necesidad, son justamente aquellas personas sin la experiencia necesaria. Generalmente dejan de defender ese punto de vista en cuanto adquieren algo de experiencia. Especialmente cuando la experiencia la adquieren al aprender por las malas.

El verdadero problema es que sólo la experiencia te enseña cuán valiosa es tu experiencia. Antes de tenerla, es difícil imaginar lo que te va a brindar. Desafortunadamente es sólo cuando la gente tiene la experiencia de salir perdiendo y de aprender por las malas, que se dan cuenta de que realmente la experiencia actúa en nuestras acciones a todo nivel, especialmente cuando transmitimos nuestros conocimientos a los demás.

La experiencia nos enseña a distinguir lo que es fundamental de lo que no lo es. Nos permite reconocer y evitar el desarrollo de problemas que sólo teniendo experiencia previa se pueden prever antes de que sea demasiado tarde.

La experiencia nos permite hacer juicios de valor que estan basados no sólo de aquellas cosas que aprendimos de los libros. Nos permite desarrollar nuestra capacidad de equilibrar muchos factores a través de la práctica. La inexperiencia y el exceso de confianza en uno mismo pueden derivar en actitudes en las que se señala que toda esa basura que la gente con experiencia dice, simplemente no tiene sentido. Sólo lo estan diciendo por …(inserte aquí la justificación que le venga en gana). Es injusto intentar detener a quienes somos claramente una excepción al proceso normal de aprendizaje y maduración!

Este es un problema que percibo en algunos tipos de enseñanza entre pares (peer workshop teaching). Alguien que acaba de aprender algo ayer, esta hoy enseñándolo. Extrañamente la gente no parece pensar que esto pudiera dar lugar a ningún problema. Creo que el aprendizaje entre pares puede ser grandioso cuando las personas tiene de antemano una buena base, y sean de esa forma, capaces de reconocer probelmas por sí mismos. Sin embargo, cuando son principiantes enseñando a otros principiantes, los errores se pasan por alto.  Puede que transmitan errores que ni siquiera son conscientes que están cometiendo. Esto se debe a que la revisión entre pares novatos esta hecha por otros principiantes que generalmente saben aún menos.

Las primeras enseñanzas en ataduras son cruciales. Son los fundamentos sobre los cuales se basarán las subsiguientes ataduras. Una y otra vez veo que se comete el mismo error al plantear que las personas con menos experiencia son las que enseñan “lo básico”, las personas con un poco más de experiencia enseñan “lo intermedio” y las personas con mucha experiencia enseñan “lo avanzado”. Por desgracia esto lleva a que los menos hábiles creen una nueva tanda de estudiantes menos hábiles, que se convertirán en los próximos maestros de “lo básico” para supuestamente desasnar a los novatos.

Para que cualquiera pueda enseñar bien necesita la cualidad de ser autocrítico, ser realista y además poder juzgar con objetividad su nivel de habilidad. Las personas con poca experiencia son probablemente las menos capacitadas para realizar tales juicios. Y sin embargo, los hacen y deciden que sí, que están listos para enseñar.

Aún en el caso de la enseñanza de “lo básico”, el pensamiento de que esté bien visto que el maestro pueda no tener una cantidad razonable de experiencia es algo que me molesta profundamente.

Tal vez lo más preocupante es la suposición aparente de que las normas que se aplican al resto del mundo no se aplican a la enseñanza de ninguna técnica BDSM. A un conductor al que recientemente le otorgaron su licencia por ejemplo, no le es permitido supervisar a un conductor aprendiz hasta que tenga como mínimo 3 años de experiencia como conductor calificado. ¿Por qué crees que esto es así?

Las compañías de seguros ofrecen mejores cotizaciones a personas de comprobada experiencia con respecto a las que recién se inician en cualquier profesión. Lo creas o no existe una razón real, cuantificable y demostrable para que esto sea como es. Las compañías de seguros no hacen estas cosas porque “son malas” con los que recién se inician y no tienen experiencia. Lo hacen porque los inexpertos cometen más errores.

Sí, la gente tiene que aprender y adquirir experiencia. Creo firmemente, sin embargo que no deben adquirir esa experiencia, al momento de enseñarle a los demás.

Mírelo de esta manera. La semana pasada, usted aprendió a tocar una melodía con un dedo en el piano. Así que esta semana, obviamente, usted siente que puede enseñar a tocar el piano ¿no es cierto? ¿Usted se elegiría a sí mismo como profesor de piano o elegiría a alguien que realmente puede tocar el piano y que tiene un poco más de experiencia que de un par de lecciones básicas? ¿Cree que alguien que sólo haya aprendido algunas lecciones básicas de piano se le ocurriría eregirse como profesores de piano? Si no, ¿por qué es que esto no se aplica para la enseñanza de las ataduras? Es una pregunta verdaderamente seria la que planteo . No se trata de una figura retórica, en realidad estoy preguntando. ¿Por qué la gente piensa que las normas que se aplican normalmente para la enseñanza de prácticamente cualquier otra cosa no debieran aplicarse para la enseñanza de las ataduras?

A veces las personas tienden a querer creer que existen excepciones a esta realidad, porque si hay excepciones, entonces ellos pueden ser una de esas excepciones. Sienten que son excepcionales porque después de todo no pueden ver desde su perspectiva por qué no deberían estar enseñando inmediatamente.

Esto nos remonta a la capacidad de ser autocríticos y razonables. Usted sabe que la habilidad se desarrolla con el tiempo, la perspectiva y la experiencia. Pero a veces escucho: “Enseñé una clase y tuve una gran respuesta!”.  OK, les digo. Vamos a inyectar un “pero” aquí y no es un “pero” chiquito, es un gran “pero”. Pero la respuesta fue de un grupo de novatos, es decir, personas que no tienen experiencia. Esa gente no está en condiciones de juzgar lo que les están diciendo ni de compararlo con ningún otro conocimiento. Las personas sin experiencia (sí, esa palabra otra vez ) no son capaces de entender si lo que les dices es correcto o no.

El ejemplo que nos dan algunos de los mejores profesionales y maestros es muy claro. El propio Naka Akira se puso a pensar recién el año pasado si debía enseñar. Esta vacilación nació de su humildad y de una rigurosa mirada introspectiva. Muchos de los mejores profesores se preguntan seriamente si deberían estar enseñando y se someten a una seria introspección antes de enseñar. En cambio, los peores jamás se preguntan nada ni parecen tener ningún tipo de dudas.

De esos buenos maestros, muchos se iniciaron en la enseñanza porque así les fue requerido. En cambio, los peores deciden por sí mismos que son las personas adecuadas para enseñar. Ser un buen maestro no es sólo acerca de lo que se sabe! Se trata también de cómo transmitirlo. Se trata de poder discernir qué es apropiado para enseñar. Se trata también de juzgar lo que otros necesitan saber. Si usted tiene un bajo nivel de conocimientos ¿cómo podrá juzgar qué es lo que otros necesitan? ¿Cómo podrá juzgar que lo que tiene para enseñar es apropiado? Se trata de equilibrar muchos factores. Se trata de ser capaz de reconocer y anticiparse a los errores de los demás para poder corregirlos a tiempo. Se trata de ser conciente y reconocer tus propias limitaciones. Es dejar el ego de lado para hacer lo correcto por las personas que confían en que usted les enseñe.

La enseñanza es una gran responsabilidad. Comenzar a enseñar sin una seria consideración, trabajo y dedicación, puede poner en peligro y engañar no sólo a quienes usted enseña, sino también a sus compañeros y a todos aquellos a quienes podrían, a su vez, transmitir lo que usted les enseñó.

Luego de publicar este artículo alguien amablemente me acercó el texto sobre el efecto Dunning-Kruger que puede iluminar a quienes se interesen un poco más sobre el tema.

 

 

Traducción al español por HaruTsubaki 

 

Etiquetas: