Akechi Denki (明智伝鬼): Gran Maestro de Shibari (11 Sep, 1940 — 17 Julio, 2005)

Imperdible Entrevista entre Dos Grandes de Shibari (Akechi Denki y Osada Steve)


Tenemos el honor de comentarles que recientemente hemos recibido la autorización por parte del Sensei (Maestro) Osada Steve para traducir y publicar en exclusividad en KinbakuMania y CirculoBDSM la entrevista que él mismo mantuviera con el legendario Sensei Akechi Denki 明智伝鬼 (1940 — 2005), originalmente publicada en su página web Tokio Bound, el 27 de julio de 2007.


El Sr. Osada Steve, tiene el privilegio de ser el único occidental considerado Sensei por los propios japoneses. Fue discípulo del Sensei Osada Eikichi (長田英吉) (padre del shibari escénico) de quien heredó su nombre; y actualmente es Maestro de personas destacadas en el mundo del shibari.


Por otro lado, el legendario Gran Maestro Akechi Denki, ha sido el nawashi (artista profesional de las cuerdas) más querido y admirado en su tiempo. Por suerte, muchas de sus demostraciones han sido capturadas en DVD y en dos de los más hermosos libros de fotos sobre shibari/kinbaku que han sido publicados:

 

  • “Pleasure and a Little Pain” (1995) con el trabajo fotográfico de Tanaka Knichi
  • “Akechi” (2007) con el trabajo fotográfico de Saitoh Yoshiki

Según Master “K, podría decirse que Akechi Denki (明智伝鬼) es al shibari lo que Mozart es a la música clásica. Esta entrevista resulta ser la última que ha brindado, justo antes de morir. Sus últimas palabras hacen incapié en los aspectos del shibari/kinbaku relacionados con el muga (無我). Si tienen interés en profundizar sobre este concepto, no dejen de visitar este artículo escrito por el propio Osada Steve, en el que nos habla sobre el término y la profunidad de su significado.

Esta resulta ser una entrevista imperdible… Una de esas oportunidades en las que ha quedado plasmado por escrito el encuentro entre dos grandes conversando sobre lo que más aman: el shibari.

Esperamos que la puedan disfrutar!

Saludos,


Haru TsubakiHaruTsubaki

 

Copyright 2007 por Osada Steve y KinbakuMania.
Todos los derechos reservados. Traducción por Tsubaki autorizada exclusivamente para su publicación en KinbakuMania y CirculoBDSM
Prohibida su reproducción total o parcial en cualquier otro medio.

 

 

La siguiente es una entrevista que Osada Steve (長田スティーブ) realizó al difunto legendario maestro de Shibari Akechi Denki (明智伝鬼) el 17 de julio de 2005, dos semanas antes de su fallecimiento. Steve me presentó a Akechi sensei después de su actuación en el Sadistic Circus en 2003. KabukiJoe

La entrevista fue publicada en la revista SM Sniper (ahora fuera de circulación), en la revista FetishJapan (publicación del propio Osada Steve), así como en una serie de medios de comunicación extranjeros.


El texto hoy tiene triple importancia. En primer lugar, porque hoy es el sexto aniversario de la muerte de Akechi Denki Sensei (17 de julio, 2011). En segundo lugar, porque es la última vez que el maestro comparte sus pensamientos para ser difundidos oficialmente. En tercer y último lugar, porque las últimas palabras del sensei menciona los aspectos del Shibari/Kinbaku relacionados con el muga (無我), y no podría haber sido expresado de forma más bella (véase el último párrafo de esta entrevista destacado en rojo).


Akechi Denki

Osada Steve: Las ataduras de estilo japonés se estan volviendo muy populares en los Estados Unidos y Europa. La gente quiere saber más sobre esto. En Occidente hay algo a lo que yo llamo “ataduras de cama” – se atan las muñecas y los tobillos con lazos muy simples y cuando la persona está restringida, la pareja puede comenzar con juegos sexuales o con juegos SM. Pero eso es diferente a las ataduras de estilo japonés ¿Cómo definiría Shibari (縛り)? ¿Qué es el Shibari para Usted?

 

Akechi Denki: En SM, el Shibari es la comunicación entre dos personas utilizando la cuerda como medio. Es una conexión establecida a través de una cuerda entre los corazones de dos personas. Así que la cuerda debe abrazar con amor, como los brazos de una madre abrazando a su hijo. El sumiso ha puesto toda su confianza en uno.

Lo más importante es no causar ningún daño físico a su pareja. Hay delicados tendones y nervios en el cuerpo y uno debe tener mucho cuidado para no dañarlos. Si se ata a alguien con demasiada fuerza se podría provocar un daño a sus nervios. Y si las ataduras no se hacen lo suficientemente apretadas, las cuerdas pueden deslizarse y presionar el hombro o el cuello de su pareja. Es difícil creer que un solo trocito de cuerda pueda causar un daño permanente, pero ha habido muchos accidentes de este tipo. Es necesario comprobar constantemente y asegurarse de que todo está bien con su pareja. No con palabras, sino mediante la comprobación de su expresión.

  • Sin embargo, casi todos los Nawashi (縄師) llevan gafas de sol, sobre todo cuando están haciendo espectáculos. Si su modelo no puede ver sus ojos, ¿es realmente capaz de comunicarse con usted?

La comunicación es mucho más que el contacto visual. Uno pone sus brazos alrededor de ella para ver cómo se siente, o le hace algo para juzgar su reacción y sentir cómo está. Es realmente una comunicación de todo el cuerpo. Puede ser muy aterrador estar atado y perder la libertad. Hay que tener una muy buena comunicación con el fin de hacer que la persona que uno está atando se sienta segura. Uno quiere que la persona se sienta bien.

  • ¿Qué pasa con el término Nawashi? Creo que la gente en Occidente tiende a creer erróneamente que existe algún tipo de proceso de calificación antes de que uno pueda convertirse en un Nawashi ¿Cuándo comenzó a utilizarse ese término?

Tal vez hace treinta años. Antes de eso, nadie utilizaba el término Nawashi. Cuando empecé a hacer espectáculos de SM, todo el mundo, le decía sado (a la parte “sádica”, para referirse al dominante) y maso (a la parte “masoquista”, para referirse al sumiso). En aquel tiempo, el mundo del SM era mucho más pequeño y la gente dentro de él tomaba sus relaciones muy seriamente. El sado era el Master, el maso era el que voluntariamente se sometía a él como un esclavo. Podía llamarlo y poner un cigarrillo encendido en la palma de su mano, y esto era aceptado en el contexto de la profunda relación que los unía. Se aceptaba que el sado pudiera lastimar al maso y que el maso estuviera dispuesto a dar su propia vida por el sado. No fue hasta más tarde que las personas comenzaron a usar el término Nawashi para referirse a alguien que utiliza ataduras con cuerdas como parte de un show SM.

  • Entonces, ¿cómo puede alguien convertirse en un Nawashi? ¿Cómo se ha convertido Ud. en un Nawashi?

Usted tiene que entender que la gente como yo, de la vieja escuela, empezamos a hacer esto en nuestra adolescencia. Teníamos a mano revistas como SM Kitan Club (que actualmente ya no se publica), y así podíamos intentar imitar lo que veíamos en ellas. Eran diseños de ataduras mucho más simples de los que se ven hoy en día. Practicábamos mucho. No sólo experimentábamos con las cuerdas, sino también con todas las prácticas que se mostraban en los shows SM. Yo tenía un látigo norteamericano de cinco o seis metros, un verdadero látigo de vaquero. Solía practicar durante horas, lanzándolo una y otra vez hasta que aprendí a dominarlo en un espacio cerrado y a golpear con precisión. Hemos adquirido experiencia repitiendo siempre las mismas prácticas.

Pero lo más importante es tener una pareja con quien compartir una relación profunda y de confianza. Esa fue la parte más difícil para mí, encontrar parejas. Hace cuarenta años, uno no podía salir y simplemente decir que estaba interesado en cuestiones SM. No había clubes SM donde poder buscar mujeres que quisieran ser atadas. Así que me encontraba con chicas normales y comenzaba un noviazgo normal, llevándolas a cafeterías y al cine durante seis meses o incluso un año, forjando relaciones muy profundas antes de que incluso pudiera atreverme a mencionar el tema de las ataduras. Y aun así, la mayoría de las chicas se sorprendían y se horrorizaban cuando sacaba una cuerda. Me dejaban inmediatamente. Hasta que finalmente, una de ellas dijo, “Esta bien, pero sólo un poco.” Me sentía tan agradecido que al comenzar a atarla, me puse a llorar. Habría hecho cualquier cosa por ella. Fue como encontrar una piedra preciosa.

  • ¿Qué edad tenía entonces?

Dieciséis o diecisiete. Lo recuerdo porque en aquellos tiempos, no se nos permitía entrar a las “kissaten” (cafeterías) hasta que tuviéramos 18 años. Esa primera chica trabajaba de camarera en un kissaten. Aquella primera vez, fuimos a un lugar parecido a un dormitorio. Yo tenía un sistema digestivo delicado, por lo que siempre llevaba puesto un “sarashi” y solía utilizar eso para atarla. (El “sarashi” es una larga y fina tela de algodón que se envuelve alrededor del abdomen, porque la medicina oriental enseña la importancia de mantener los órganos internos calientes). Como siempre llevaba un “sarashi”, estaba siempre preparado por si se presentaba alguna oportunidad para hacer ataduras.

  • ¡Muy apropiado!

Sí, y no sólo me era útil para realizar ataduras. Llevar un “sarashi” envuelto alrededor del torso podía servir para protegerme de cortes o puñaladas al desviar o detener la hoja, en posibles peleas. Si resultaba herido, la tela también ayudaba a detener la hemorragia. En aquel entonces, yo trabajaba en la construcción, que por cierto era un ambiente muy hostil. Estaba a cargo de alrededor de 100 personas, pero como sabía que no era un buen luchador siempre mantuve a un grupo de gente leal cerca mío, y llevaba siempre el “sarashi” puesto.

  • ¿Es Ud. completamente autodidacta? ¿Aprendió el manejo de las cuerdas de alguien?

Nadie me enseñó. Pero entablé relaciones de amistad con Tsujimura Takashi, cuyo trabajo apareció publicado en Kitan Club en aquellos tiempos y con su amigo Yamamoto Issho. Ellos estaban en Kansai (Osaka), pero nos reuníamos cuando podíamos y practicábamos ataduras juntos. Nos prestábamos nuestras parejas de cuerdas.

  • ¿Qué hay del famoso artista Ito Seiyu (1882-1961)? ¿Se ha visto usted influenciado por sus fotografías y pinturas de mujeres atadas?

En realidad no. He coleccionado libros de su arte, pero él exploró varios temas aparte de Shibari, como los fantasmas tradicionales. Más que una inspiración para mi propio trabajo, aprecio su trabajo como arte.

  • Entiendo que usted ha realizado una profunda investigación sobre hojojutsu, que es un antiguo arte marcial que utiliza cuerdas.

Sí. Dado que estaba tan interesado en el Shibari, fui a varias bibliotecas y museos en busca de información sobre la utilización de las cuerdas como armas. En un libro muy especializado en artes marciales (se me olvida el nombre) encontré tres ejemplos de diagramas y los estudié detenidamente. De este modo aprendí algunas técnicas muy idóneas con el hojojutsu, pero al utilizarlas en mi propio trabajo las aplicaba de otra manera. Las escuelas de hojojutsu que permanecen guardan celosamente sus técnicas antiguas y yo pensé que no tolerarían que sus técnicas aparecieran en revistas de SM.

En la era Sengoku (alrededor de 1478-1605), los guerreros llevaban cuerdas a modo de arma. Si perdían su espada, podían tomar la cuerda y utilizarla para desviar la espada de su enemigo. Podían lanzar la cuerda como un lazo para atrapar la espada del enemigo. Podían ponerle pesos en ambos extremos y lanzarla para inmovilizar al enemigo haciendo que ésta se envolviera alrededor de su cuerpo o de su cuello, estrangulándolo. Me temo que muchos de esos conocimientos ya no se están transmitiendo.

Sin embargo, algunos grupos policiales modernos y fuerzas militares están utilizando técnicas similares. Las fuerzas especiales italianas y estadounidenses utilizan cuerdas para asegurar a sus prisioneros, atándolos de la cintura y sujetando sus pulgares. Es simple pero muy efectivo y más barato que las esposas. He oído que han aprendido esta técnica de las artes marciales tradicionales japonesas, y que la cuerda que utilizan es muy buena.

También he investigado las técnicas que utilizaba la fuerza policial del período Edo. Los policías tenían diferentes ataduras en función de la clase social de la persona a la que estaban apresando, y desarrollaron diferentes formas de atar a los presos en función de cómo iban a ser transportados. Por ejemplo, si los prisioneros iban a ser enviados en barco a las islas penales, preferían dejarles las piernas libres para que pudieran llegar a la borda del barco si se mareaban y necesitaban vomitar.

Akechi Denki Sensei y Osada Steve Sensei

 

  • Lo que realmente aprecio es que usted es siempre tan alentador y positivo. He acudido a usted para aprender ciertas ataduras, e incluso esforzándome, me salieron horribles. A pesar de eso, me ha elogiado. Usted es así con todo el mundo. Nunca dice: “Este hombre no puede ni siquiera atar sus propios zapatos” Evidentemente ama las cuerdas y disfruta viendo a la gente haciendo Shibari. Pienso que es por eso es tan querido y respetado en el mundo SM.

Recuerdo como era todo en mis comienzos.

  • Una última pregunta: Hay muy pocos Nawashi profesionales y cada uno tiene un estilo característico. Su estilo es muy complejo y hermoso. ¿de qué modo lo desarrolló?

Para mí, lo más importante es que las ataduras se vean bien. Mi estilo se fue desarrollando con el paso del tiempo y de los diferentes espectáculos que hacía. En aquel entonces no había videos aún. Sentía que era importante que le brindara algo único a los espectadores, algo que nunca antes hubieran visto. Así que tuve que desarrollar mi propio estilo y las ideas tenían que brotar de mí mismo. Mi objetivo, mi principio rector, es nunca realizar la misma atadura. Por supuesto, a veces termino repitiéndome, pero en mi mente, siempre intento hacer algo completamente nuevo. Es así que incluso hoy, mi estilo sigue cambiando y desarrollándose.

Cuando me subo a un escenario al comienzo de un espectáculo, no tengo idea alguna sobre lo que voy a hacer. Vacío mi mente y entonces las ideas me vienen solas, ya sea de mi interior o desde el interior de la pareja a la que estoy atando. A veces las cuerdas se mueven por su cuenta y mis manos sólo las siguen y esto es siempre una experiencia apasionante. Siento que desaparezco. Cada vez que eso sucede, el Shibari queda siempre muy bonito.

 

Copyright © www.OsadaSteve.com Todos los derechos reservados

 

Traducido al español por Haru TsubakiHaruTsubaki

 

Nota de traducción: En esta ocasión contamos con la colaboración de nuestros amigos Alfil y elora como revisores editoriales y para asegurarnos que el material pueda ser cómodamente comprendido por los lectores de la Península Ibérica.